¿Por qué es Masao Yamamoto un poeta?

kzsmbgzew6zirgzvvavguqhjpvkusvha

Definir por qué algunas imágenes – o unas palabras – son poéticas puede ser una de las tareas más complicadas. Sí me atrevo a decir que no tiene que ver con mostrar sentimentalismo explícito ni con escribir pies de foto románticos.

En pocos días concluirán las exposiciones – hasta el 8 de enero – que tanto el Centro Niemeyer de Avilés, como la galería Arancha Osoro de Oviedo le dedican a Masao Yamamoto, gran maestro japonés de la poética fotográfica.

yamamoto-01

Andréi Tarkovski comenta en su libro Esculpir el tiempo lo importante que es para un poeta de haikus el don de la observación. Pero un poeta no observa los elementos de la realidad por lo que son, sino por lo que tienen potencial de llegar a ser.

La imagen resultante parece estar cerca de eso que puede llegar a ser, nos da pistas, pero es el espectador quién sumergido en la obra da los últimos pasos y experimenta en su mente lo que llamamos poesía. Imágenes, palabras, sonidos, sensaciones que no aparecen como elemento nítido en la obra, pero que se derivan de ella.

niemeyer-expone

Al ver por primera vez esta fotografía desde cierta distancia pensé en un padre y un hijo contemplando una isla o una montaña envuelta en la niebla. Imaginé que el niño estaba de pié, más alto que su padre de cuclillas. Al acercarme vi que se trataba de una mancha de tinta y que se adivinaba el borde del papel sobre la pared blanca. Aquella primera historia no desapareció, se enriqueció con preguntas nuevas.

La poesía tiene la capacidad de hacernos visualizar motivos que no están en el papel. Su lectura desvela un discurso mucho más amplio que la descripción de sus elementos formales.

Pero sobre todo la poesía juega con las fronteras del lenguaje. Su principal cometido es hacernos ver lo que los signos no son capaces de explicar con precisión.

Cuando estemos frente a una imagen que nos atraiga y nos haga pensar en cosas que no están presentes, en lugares que puede que no hayamos conocido antes y todo eso quede muy claro en nuestra mente, pero al intentar explicarle a otra persona cual ha sido nuestra vivencia nos demos cuenta de que es imposible describirlo con precisión, nos encontraremos en esa frontera del lenguaje.

Utilizamos la poesía porque hay lugares a los que no se puede acceder de otra forma.

 

 

Artículo dedicado a José Ferrero por su gran trabajo gracias al cual hemos podido disfrutar de estas exposiciones.